19 de Juny de 2020

Pedro Roca Rújula

En los primeros tiempos del Trienio Liberal, antes de reunirse las Cortes y de que las juntas provinciales se hubieran disuelto, tuvieron lugar algunos movimientos contrarrevolucionarios que pudieron hacer tambalear al régimen que todavía estaba dando sus primeros pasos. Uno de los más importantes fue el que tuvo lugar en Zaragoza la noche del 14 de mayo de 1820 cuando más de 400 hombres armados protagonizaron un enfrentamiento con los recién creados milicianos nacionales y con los militares de la guarnición. El tiento por destruir la lápida constitucional fracasó pero los enfrentamientos duraron toda la noche ocasionando dos muertos y numerosos heridos. También supuso la apertura de un amplio proceso judicial que situó al arzobispo de Zaragoza en el punto de mira de la movilización contrarrevolucionaria zaragozana, en conexión con algunos individuos de los barrios de la Magdalena y las Tenerías. El impacto de esta temprana acción antiliberal zaragozana fue grande y puso de manifiesto la existencia de focos de reacción contra el régimen constitucional.

Profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza especialista en temas política y violencia en época contemporánea. Es autor de algunos libros como Contrarrevolución (1820-1840) (1998), Constitución o Muerte (1820-1823) (2000) o El Trienio liberal en la monarquía hispánica. Revolución e independencia (1820-1823) (2020) (con M. Chust). Dirige Prensas de la Universidad de Zaragoza.